Acceso alumno
 

Medicina Preventiva y Salud Pública

 

1. Generalidades

 

  • Denominación Oficial: Medicina Preventiva,  Salud Pública e Higiene.
  • Duración: 4 años.
  • Licenciatura previa: Medicina.
  • Campo de acción de la especialidad:
  • El objetivo de la medicina preventiva, salud pública e higiene es “preservar y promover la salud, prevenir la enfermedad e incapacidad, y facilitar el diagnóstico precoz y tratamiento de la enfermedad”.
  • Aunque este objetivo está siendo incorporado en otras especialidades, sobre todo en la medicina familiar y comunitaria, éste sigue siendo la razón de ser de esta especialidad. Además, un especialista en medicina preventiva estará interesado en la actuación sobre grandes grupos de población dejando la actuación sobre un único paciente al resto de las especialidades.
  • El calificativo de «pública» aplicado a la salud ha variado conceptualmente a lo largo del tiempo, experimentando un cambio sustancial en la última década. Así, la idea inicial basada en las acciones gubernamentales sobre la salud, evolucionó hacia el concepto de salud comunitaria entendida como actividades de salud realizadas a nivel de la comunidad con amplia participación ciudadana.
  • Recientemente se ha vuelto a considerar la acepción inicial de Salud Pública como una perspectiva de actuación sobre la salud basada en grupos de personas y/o poblaciones, y el de Medicina Preventiva a nivel individual en lo referente a promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, tanto en el campo de la investigación como en el terreno de la acción de los servicios de salud, afianzándose así el término de Medicina Preventiva y Salud Pública como el adecuado para referirse a la especialidad.
  • En nuestro medio se ha producido una demanda de profesionales de la Medicina Preventiva y Salud Pública a la cual no se ha dado respuesta total oportunamente, eso ha llevado a la existencia y desarrollo de múltiples vías de formación, tanto a nivel nacional como en otros países, que sin ser equivalentes en su totalidad al sistema legalmente reconocido en nuestro Estado han cubierto parcialmente la demanda de trabajo existente.
  • Además, la realidad social se ha adelantado a la propia implantación normada de la especialidad, siendo así que hoy nos encontramos con un grupo de profesionales que vienen desarrollando las funciones de la especialidad de Medicina Preventiva y Salud Pública en los aspectos de dirección de servicios, inspección, control ambiental y vigilancia epidemiológica, tanto en la administración pública como en centros privados. Todos ellos han accedido a sus puestos de trabajo con procesos de formación diversos, sin que haya sido posible acreditar una formación específica y reglada en el terreno de la Medicina Preventiva y Salud Pública, habiendo pasado, en su mayoría, por oposiciones o por concurso-oposición.
  • ¿Cómo es un día normal de trabajo?:
  • No hay un ejemplo típico de una semana de un especialista en preventiva:
  • Podemos acercarnos diciendo que las reuniones ocupan parte importante de su tiempo. “Tenemos reuniones continuamente, desde campañas de desratización a contaminación atmosférica y legislación sobre tráfico”.
  • En la salud pública las reuniones con cargos electos a nivel local, regional o estatal son frecuentes. “La salud pública cuando se practica de forma creativa no tiene rutina”.
  • Las actividades pueden agruparse en categorías de enseñanza, investigación, administración, reuniones y cuidado clínico de ciertos casos.
  • Normalmente no hay demasiadas llamadas en guardia. Sin embargo, muchos indican que las reuniones se prolongan, y se pasa mucho tiempo escribiendo informes e investigando.. Aunque mucha actividad ocurre en la oficina, también se emplea tiempo en viajes, etc.
  • Trabajar con datos, sobre todo a nivel de epidemiología
  • Además, siempre están de guardia en las crisis sanitarias, donde son los principales responsables lo que puede obligarte a trabajar con horarios atípicos.

 

2. Plazas convocadas MIR

  • Número de plazas convocadas 2016: 61
  • Número de plazas 1980-2016: 1750

 

 

3.  Definición de la especialidad y campo de acción

  • La Medicina Preventiva y la Salud Pública han sido definidas por la Asociación Internacional de Epidemiología en 1988 como:
  • “Campo especializado de la práctica médica, compuesto por diferentes disciplinas, que emplean técnicas dirigidas a promover y mantener la salud y el bienestar, así como impedir la enfermedad, la incapacidad y la muerte prematura.”
  • Existen otras definiciones como:
  • “Una de las iniciativas organizadas por la sociedad para proteger, promover y recuperar la salud de la población. Es una combinación de ciencias, habilidades y creencias, dirigidas al mantenimiento y mejora de la salud de todas las personas, a través de acciones colectivas y sociales”.
  • Los especialistas en Medicina Preventiva y Salud Pública deben liderar el esfuerzo organizado de la sociedad, el sistema de salud y las instituciones asistenciales, para fomentar y mejorar la salud, así como promover la equidad y eficiencia del sistema sanitario. Para lo cual, se desarrollarán, entre otras, las siguientes funciones:
  • Administración y Gestión de Servicios Sanitarios.
  • Vigilancia Epidemiológica.
  • Estudios y Análisis Epidemiológicos.
  • Planificación, Programación y Evaluación.
  • Investigación y Docencia.
  • Información Sanitaria e Información Tecnológica.
  • La Medicina Preventiva y Salud Pública como especialidad médica desarrolla su práctica en los siguientes campos, sea cual sea su nivel administrativo:
  •  Servicios de Salud Pública en los distintos niveles del sistema de salud.
  • Servicios de epidemiología, vigilancia, información, evaluación, docencia e investigación, a cualquier nivel del sistema, dentro de las instituciones sanitarias o de otras relacionadas con la salud como las del medio ambiente.
  • Servicios de administración y gestión sanitarias en los distintos niveles e instituciones del sistema de salud.
  • Medicina Preventiva hospitalaria, confeccionar, promover, ejecutar y evaluar todas las actividades epidemiológicas, de programación, prevención y promoción en el hospital. Participar en la formación continuada de los profesionales que desarrollan su función en el hospital y contribuir en los programas de control de calidad y de adecuación de la actividad sanitaria.
  • Formación e investigación de la Medicina Preventiva y Salud Pública en aquellas instituciones públicas y privadas con función docente e investigadora.
  • Esta realidad debe ser reconocida en el marco en que se defina la especialidad de Medicina Preventiva y Salud Pública, puesto que entre las actuales especialidades médicas no se dispone de una formación suficientemente específica y coherente para dar respuesta a las carencias de formación expresadas en los ámbitos descritos, existiendo una necesidad evidente de profesionalizar mediante especialistas en Medicina Preventiva y Salud Pública sectores tales como la administración sanitaria, los servicios de epidemiología, de promoción de la salud, del medio ambiente, gestión de servicios, etc. La aplicación y desarrollo del programa de formación especializada que se establece en este documento dará lugar a la consolidación en el Estado Español de una especialización médica en Medicina Preventiva y Salud Pública de carácter sistematizado y globalizador, que incluya los contenidos de la epidemiología, la prevención de las enfermedades, la promoción de la salud, la planificación y programación sanitarias y la administración y gestión de servicios.

 

4. Formación y rotaciones del residente de medicina preventiva, salud pública e higiene

 

  • La duración de la formación en Medicina Preventiva y Salud Pública será de 4 años, al final de los cuales el especialista debe estar capacitado para desarrollar su trabajo en el marco del Sistema Nacional de Salud. Por ello, el programa debe integrar la formación combinada de conocimientos teóricos y prácticos en los diferentes campos de actuación del especialista.
  • La formación teórica dadas las características de la especialidad se llevará a cabo en dos fases, la primera de ellas durante el primer año de la residencia en el que se desarrollarán las bases teóricas de la especialidad y sus principales aplicaciones prácticas. La fase segunda se extenderá a lo largo de los tres años siguientes, será complementaria de la anterior y su contenido, el desarrollo de las actividades esencialmente prácticas que han de tener estos años de formación.
  • El residente de primer año quedará adscrito a la unidad docente de área correspondiente, en la que existirá, o se nombrará por el procedimiento instituido, un tutor responsable, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, que supervisará la formación.
  • El residente durante el primer año solicitará, mediante la forma reglamentaria, una comisión de servicios para efectuar el Curso Superior de Salud Pública en la institución o centro coordinado con la unidad docente. La formación será teórico-práctica, a tiempo completo y la duración será de un año. Aproximadamente, el 85% del tiempo estará destinado a contenidos teórico-prácticos, y el 15% del mismo a la preparación del trabajo de campo.
  • El curso deberá realizarse en Escuelas de Salud Pública u otros centros docentes con programas de formación anuales cuyos contenidos sean equivalentes al fijado en el programa de formación. En el centro donde se efectúe deberá haber especialistas en Medicina Preventiva y Salud Pública que supervisarán la formación de los residentes y que informarán directamente al tutor responsable, tanto sobre los aspectos del desarrollo del curso como otros administrativos, v. gr. Licencias o permisos, etc.
  • Para los otros tres años de formación cada unidad docente deberá establecer, de acuerdo a sus posibilidades, el orden cronológico del calendario de rotaciones en el área, ajustando los tiempos tal y como se establezcan en el programa. Este cronograma deberá figurar entre los documentos necesarios para la acreditación.

 

 

4.1. Calendario de rotaciones

 

Primer año: Curso Superior de Salud Pública.

  • El calendario de rotaciones establece durante el primer año la realización de un Curso Superior de Salud Pública, que podrá efectuarse en un centro o institución no existente en el área correspondiente a la unidad docente, y por otra parte existe la obligatoriedad de proceder a una acreditación objetiva del mismo que garantice la formación adecuada y homogénea de los residentes.

Objetivos:

  • General:

Dotar al residente de primer año en Medicina Preventiva y Salud Pública de los conocimientos, actitudes y habilidades fundamentales, necesarios para que sea capaz durante el período de residencia de lograr los objetivos de la misma.

  • Intermedios:
  • Adquirir la comprensión del continuo salud Þ enfermedad y de los factores que influyen en el mismo como determinantes de la salud.
  • Capacitar para comprender e interpretar el marco legal en que se va a desarrollar la actividad del especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública.
  • Delimitar el Sistema Sanitario en su conjunto y la contribución de sus diversos componentes para la elaboración y desarrollo de las políticas de salud.
  • Adquirir los conocimientos y las habilidades necesarias en todas aquellas ciencias básicas que facilitan y preparan la formación del especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública.
  • Conocer y aplicar el método epidemiológico en los campos de la vigilancia, la investigación y la evaluación.
  • Capacitar para analizar los problemas de salud y los factores de riesgo de enfermar tanto desde los aspectos de la prevención de la enfermedad como de los de la protección y la promoción de la salud.
  • Adquirir el conocimiento de la planificación, la dirección, la gestión y la evaluación de los servicios sanitarios y sus recursos.
  • Dotar de las habilidades y aptitudes para trabajar en equipo de forma dinámica en todos los campos de actuación del especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública.

Contenidos:

  • Areas de aprendizaje: 43 semanas.
  • Conceptos básicos de Salud Pública. Salud internacional: 3 semanas.
  • Administración y legislación sanitarias: 3 semanas.
  • Estadística, Informática y Demografía aplicadas a la Salud Pública: 7 semanas.
  • Epidemiología y método epidemiológico: 7 semanas.
  • Planificación, gestión y evaluación sanitaria: 12 semanas.
  • Promoción y educación para la salud: 4 semanas.
  • Salud medioambiental: 3 semanas.
  • Medicina Preventiva hospitalaria: 4 semanas.
  • Trabajo de campo: 5 semanas.

Trabajo de carácter individual o colectivo, con el diseño de un proyecto de investigación, sobre un problema de salud, gestión de servicios, etc.
El objetivo principal del trabajo de campo durante el Curso Superior de Salud Pública es la elaboración por el residente del protocolo de un proyecto de investigación, coordinándose para ello el responsable del residente en la escuela con el tutor de la unidad docente acreditada. Protocolo que será así mismo presentado públicamente en la institución donde se desarrolle el Curso Superior de Salud Pública y en la cual se determinará una comisión para dar la aprobación a dicho proyecto y su evaluación final. El título, breve descripción del contenido y calificación obtenida deberán figurar en el libro del residente.
El desarrollo del proyecto de investigación podrá realizarse a lo largo de toda la residencia teniendo que estar concluido y presentado públicamente, en la institución donde se realizó el Curso Superior de Salud Pública, antes de la finalización de la residencia. Es recomendable que la evaluación final del trabajo de campo se haga durante el segundo o tercer año de residencia.
Metodología:
Centrada en el residente y orientada a la solución de problemas, se hará énfasis en una metodología docente fundamentalmente activo-participativa, en la que se articularán:

  • Exposiciones teóricas que sirvan de base para la discusión y análisis de casos.
  • Trabajos en grupo, seguidos de presentación y discusión.
  • Realización de ejercicios y trabajos prácticos utilizando la informática como herramienta habitual.
  • Elaboración de ensayos y trabajos escritos y análisis de los mismos.
  • Conferencias y seminarios de forma sistematizada.

Segundo, tercer y cuatro año:

  • La formación durante los tres últimos años será principalmente práctica mediante un sistema de rotación. En función de las características del área acreditada las rotaciones se adaptarán cronológicamente de tal manera que se posibilite el paso del residente por diferentes instituciones y servicios sanitarios en los que se realicen actividades en relación con los campos de acción fundamentales: Epidemiología, Promoción de la salud, Medicina Preventiva hospitalaria, Salud Medioambiental, Planificación y gestión de servicios sanitarios, docencia e investigación.
  • La formación práctica en cada una de estas áreas exige unos tiempos de actividad tutelada que el residente deberá cumplir. Para dicho efecto se establece el calendario de rotaciones en el que se determina el tiempo de estancia en las distintas dependencias que configuran la unidad docente, debiendo figurar en el libro del residente la fecha de inicio y fin de cada una con el V.º B.º del tutor.

Sistema de vigilancia y control de infección nosocomial y epidemiológica hospitalaria Þ 9 meses

  • Durante este período rotacional se desarrollarán objetivos, actividades y contenidos de las siguientes áreas de formación:
  • Medicina Preventiva hospitalaria.
  • Epidemiología.
  • Dependencias posibles de rotación:
  • Servicios de Medicina preventiva hospitalarios.

Gestión hospitalaria Þ 6 meses

  • Durante este período rotacional se desarrollarán objetivos, actividades y contenidos de las siguientes áreas de formulación:
  • Planificación, administración y gestión de servicios sanitarios.
  • Dependencias posibles de rotación:
  • Servicios de admisión.
  • Servicios de atención al paciente.
  • Servicios de archivos y documentación clínica.
  • Servicios de estadística hospitalaria.
  • Gerencia hospitalaria.
  • Dirección hospitalaria.
  • Unidades de control de calidad hospitalario.

Unidad docente universitaria de medicina preventiva y salud pública y/o unidad de investigación Þ 3 meses

  • Durante este período rotacional se desarrollarán objetivos, actividades y contenidos de las siguientes áreas de formación:
  • Epidemiología.
  • Promoción y educación de la salud.
  • Dependencias posibles de rotación:
  • Unidad docente universitaria de Medicina y Salud Pública.
  • Unidad de investigación.

Atención primaria Þ 6 meses

  • Durante este período rotacional se desarrollarán objetivos, actividades y contenidos de las siguientes áreas de formación:
  • Epidemiología.
  • Planificación, administración y gestión de servicios sanitarios.
  • Promoción y educación de la salud.
  • Dependencias posibles de rotación:
  • Gerencias y direcciones médicas de Atención Primaria de Salud.

Servicios centrales y periféricos de la administración del estado o equivalente en comunidades autónomas transferidas Þ 9 meses

  • Durante este período rotacional se desarrollarán objetivos, actividades y contenidos de las siguientes áreas de formación:
  • Epidemiología.
  • Planificación, administración y gestión de servicios sanitarios.
  • Promoción y educación de la salud.
  • Dependencias posibles de rotación:
  • Servicios centrales o autonómicos de administración y gestión de servicios sanitarios (SAS, ICS, etc.).
  • Servicios de Salud Pública autonómicos o centrales.
  • Servicios de epidemiología de las administraciones locales, autonómicas y estatales.
  • Registros de mortalidad y/o morbilidad.
  • Centros docentes de epidemiología.

Servicio de salud medioambiental de las cc.aa. y de las corporaciones locales Þ 3 meses

  • Durante este período rotacional se desarrollarán objetivos, actividades y contenidos de las siguientes áreas de formación:
  • Salud Medioambiental.
  • Epidemiología.
  • Promoción y educación de la salud.
  • Dependencias posibles de rotación:
  • Secciones de Salud Medioambiental centrales, autonómicos y locales.
  • Secciones de Salud Medioambiental de los ayuntamientos.
  • Dada la posibilidad de que alguna de las actividades que se desarrollen no presenten una orientación única, y por lo tanto no se correspondan con una sola área de formación del residente de Medicina Preventiva y Salud Pública, es necesario, asimismo, establecer una persona responsable de cada rotación y el tiempo destinado durante este período para cada área de formación:
  • Area de formación en epidemiología Þ 10-12 meses.
  • Area de formación en planificación, administración y gestión de servicios sanitarios Þ 10-12 meses.
  • Area de formación en medicina preventiva hospitalaria Þ 6 meses.
  • Area de formación en promoción y educación de la salud Þ 6 meses.
  • Area de formación en salud medioambiental Þ 3 meses.

 

5. Perfil de los especialistas

 

NOTA: Todos estos datos han sido obtenidos de encuestas realizadas a especialistas o tomados de la literatura. Ninguno de ellos debe ser considerado como una verdad absoluta a la hora de elegir esta especialidad en el MIR.

 

5.1. Motivos para la elección de la especialidad

 

Guiados por las encuestas realizadas a los profesionales:
Aunque es una asignatura que invariablemente forma parte de la formación de los licenciados en medicina, la mayoría escoge preferentemente otras opciones antes de embarcarse en la medicina preventiva.

  • Vocacional.
  • “La futilidad de tratar pacientes de uno en uno cuando los principales problemas atañen a toda la sociedad.”
  • Otro, después de una misión humanitaria, decidió que la medicina curativa era simplemente un desperdicio de gente, medios y tiempo.
  • Algunos pocos, sin embargo, se interesan en la especialidad durante la facultad, al encontrar la posibilidad de combinar sus intereses en las esferas social y política con la práctica médica.
  • Además, hay que incluir “el estatus de especialista en una especialidad con pocos miembros.”
  • “La diversidad de oportunidades y estímulos intelectuales.”
  • “Resultaba especialmente atractiva la capacidad para intervenir en la prevención de las enfermedades. Después te vas dando cuenta de que es mucho más que eso”

 Los encuestados indicaron que no querrían practicar otras especialidades:

  • Que requieran mucha implicación en problemas personales como la psiquiatría.
  • Tratar con pacientes terminales, como la oncología.
  • Centrarse en curar más que en prevenir la enfermedad, como la cirugía.
  • Muchos de ellos indican que no desearían trabajar en la medicina privada “cuyo campo es muy estrecho y fácil comparado con la variedad de la salud pública.”

 

5.2. Aspectos de mayor interés de la especialidad

 

Guiados por las encuestas realizadas a los profesionales:

  • “La especialidad es muy amplia, con lo que es difícil precisar demasiado, pero podemos destacar el diseño, desarrollo y evaluación de programas de prevención y promoción y los diseños y estudios epidemiológicos.”
  • La variedad y el desafío intelectual son los motivos de mayor disfrute: “Cada día abre nuevos retos, desde abrir una nueva oficina de planificación familiar, construir nuevo centro de salud, localizar recursos y distribuirlos, etc.”
  • Además se citan con frecuencia la “sensación de que mi trabajo mejora la vida de los demás.”
  • “La posibilidad de ajustar mi horario libremente.”
  • Pensar, pensar y pensar.

 

5.3. Aspectos menos valorados de la especialidad

 

Guiados por las encuestas realizadas a los profesionales

  • El papeleo de rutina y los choques con la burocracia son los más citados, con el riesgo de que se convierta en una actividad de despacho.
  • La tendencia de reemplazar profesionales de la salud con administradores.
  • El bajo nivel de apoyo desde las instituciones públicas y la sociedad en general, y la falta de estatus en la comunidad médica.
  • Uno de los encuestados cita textualmente: “el hecho de estar considerado por el público como un burócrata en vez de un médico, hace que sea blanco de todo tipo de críticas, la mayor parte sin fundamento. Esto no es un problema si el programa es puramente sanitario, como el control de enfermedades, pero si es un programa de salud pública, es muy probable que seas el blanco de la prensa y grupos de presión.”

 

5.4. Habilidades importantes en medicina preventiva

 

Guiados por las encuestas realizadas a los profesionales:

  • No requiere capacidades especiales, pero sí es interesante una cierta capacidad de abstracción.
  • Muestra interés por aspectos alejados de la actividad clínica como pueden ser la estadística, la economía o la gestión.
  • “Honestidad consigo mismo y con lo que se hace”.
  • Sentido común
  • Conocimientos de microbiología.
  • Las habilidades para sintetizar y organizar la información priman.
  • La capacidad para hacer planes a largo plazo.
  • El pensamiento lógico y cuantitativo.
  • La capacidad de  convencer a los demás para seguir tus ideas y que se unan a tu proyecto son extremadamente importantes.
  • El arte de la negociación y compromiso son necesarios, además de habilidades para la charla y la escritura.
  • “No esperes ganar dinero con esta especialidad”

 

5.5. Retos para afrontar el futuro de la especialidad

 

Básicamente, es la necesidad de mantener esta especialidad viva:

  • “Debemos mantener la prevención y la salud pública tan vivas como las especialidades y no dejarnos fraccionar por ellas.”
  • Definir claramente los campos de acción.
  • El consejo general es: Convertirlo en un campo primario, no hay sentido si la gente no la escoge.
  • “Homogeneización a nivel europeo, está más implantada en los países de ámbito mediterráneo.”
  • “Mirar con más intensidad hacia el área de los comportamientos que se presentan como uno de los elementos más importantes en la prevención de enfermedades y en la promoción de la salud.”

 

5.6. Consejos para el opositor interesado en medicina preventiva, salud pública e higiene

 

  • Hay que conseguir una base sólida en medicina clínica. “Sé un buen médico primero para saber lo que tienes que prevenir.”
  • Además, “la medicina preventiva es una especialidad tan amplia que es difícil dominar hasta que estás maduro como médico.”
  • Mantén tu interés en la política y en los campos de actuación sobre grandes comunidades con medidas a largo plazo.
  • Una vez que has iniciado el entrenamiento en esta especialidad busca un área específica en la cual centrarte, estate disponible para cambiar poco a poco de trabajo, cambiar de contexto, etc.
  • Si deseas avanzar, una última palabra de aviso: “Escoge esta especialidad si tienes el coraje de soñar con cosas que todavía no han sido.”

Hoy por hoy, la especialidad de medicina preventiva es casi exclusivamente hospitalaria, pero la situación está mejorando al aumentar el campo de acción de la especialidad. Cada Comunidad Autónoma saca sus propias plazas en Salud Pública, y es lógico pensar que los especialistas en Medicina Preventiva están en una gran posición para obtener la plaza por oposición.

 

 

 

5.6. Características de personalidad del especialista en medicina preventiva, salud pública e higiene

 

  • Los especialistas en este campo:
  • Suelen verse a sí mismos como personas con iniciativa, intelectualmente curiosos y resolutivos  con los problemas.
  • Al contrario que en otras especialidades no tienen la necesidad de tener un paciente concreto que les estimule para  buscar una solución.
    • Sobre ellos mismos los especialistas comentan cosas como:
  • “Una visión optimista de la posibilidad de mejorar la salud humana.”
  • “Un sentido de propósito y probablemente un espíritu misionero.”
  • “Las altas expectativas que tenemos en la eficacia de nuestro trabajo y las bajas expectativas en lo concerniente a nuestra recompensa individual.”
    • Se definen a sí mismos como:
  • Detectives médicos que están a gusto con lo desconocido.
  • Su rasgo más característico es la paciencia, “dándose cuenta de que los resultados no suceden de un día para otro y muchas veces, a lo largo de los años.”
  • La paciencia también se expresa en su resistencia para soportar la frustración ante “los procesos políticos.”
  • Muy relacionada con su paciencia está la tenacidad de comprometerse con un proyecto, muchas veces, por varios años.
  • Suelen ser abiertos de mente, diplomáticos, y sociables.

El “Myers - Briggs Indicator” indica que los médicos implicados primariamente en las actividades de medicina preventiva son más prácticos y menos sentimentales que los médicos que trabajan en un contexto de salud pública cuya orientación es más humanística.
Ambos grupos, sin embargo, son muy innovadores y están altamente interesados en convertirse en agentes de cambio para mejorar el cuidado global de la salud.

 

6. Numeros con los que se escogieron plaza en las convocatorias anteriores

 

En el eje Y  se encuentra el número de orden con el que se obtiene una determinada plaza y en el eje X los números con los que se escogió en cada convocatoria MIR.

  • La línea gruesa central representa la mediana con la que se obtuvo plaza en el examen MIR de ese año.
  • La caja en sí abarca el rango intercuartílico, es decir, marca el 50% de la distribución, o sea, el percentil 25 y el percentil 75.
  • Los "bigotes" son las líneas que se extienden desde la caja hasta los valores más altos y más bajos, excluyendo los valores atípicos, que se marcan como círculos o como aspas.

 



 

 

7. Orden de preferencias en la elección de plazas en las convocatorias 2006-15



 

 

 



© Cursos Intensivos MIR Asturias, S.L.
Créditos: Estudio L.Aulló
Subir