Acceso alumno
 

6.- Descubridores de Mitos… ¡sobre el MIR!


 

MITO nº 1: Prepara el MIR es como estudiar en la carrera

 

La preparación del MIR te exigirá hacer varios repasos a toda la medicina que has estudiado durante 6 años, en tan solo 7 meses. Estudiar de memoria no será una opción; necesitarás estudiar entendiendo y relacionando todos los conocimientos que vayas adquiriendo. Para ello tendrás que modificar el método y ritmo de estudio al que estabas acostumbrado

Una parte importante del trabajo diario lo dedicarás a “aprender haciendo”, mientras te enfrentas a casos clínicos y preguntas de tests donde se te presentan varias opciones parecidas, de las que solo una es correcta. Durante la preparación del MIR, te apoyarás en lo que una vez aprendiste en la Facultad, lo recordarás, mientras aprendes cosas nuevas y aprendes a repasar de una manera mucho más rápida y eficaz.

 

Estudiar la carrrera


MITO nº 2: Yo me organizo a mi aire mejor. Iré leyendo y estudiando a mi ritmo y de vez en cuando haciendo algún test. Así me irá bien.


Los deportistas, cuando tienen que hacer frente a un reto o competición deportiva de cierto nivel,  tienen a un equipo de personas que les ayuda a sacar su potencial y les marcan un camino por el que ellos, simplemente, tienen que dar el máximo.
El esfuerzo que tienes por delante, aunque creas que es mejor ir por libre y a tu rimo, no es un esfuerzo “al uso” y necesitarás ayuda no solo de los “entrenadores” en la planificación y programación de tu estudio, sino que también precisarás del acompañamiento diario por compañeros que están pasando por la misma situación que tú.

 

Video explicativo de la aplicación pictioMIR

 


MITO nº3: Todos podemos arriesgar por igual en el examen


Cada persona no solo tiene un ritmo de progresión diferente durante la preparación del MIR, sino que tienen unos niveles de conocimiento de Medicina diferentes, según su aprovechamiento académico durante la carrera. El nivel de riesgo al contestar debe tener en cuenta esa realidad individual, y cambiante a lo largo de los meses de preparación, durante la realización de los simulacros. Una parte del resultado de cada uno en el MIR se deberá a su control del riesgo a la hora de contestar cuando duda, y al número de preguntas que cada alumno ha de dejar en blanco.
En Curso MIR Asturias este es un elemento muy importante a conocer y entrenar durante la preparación. Con nuestra herramienta arriegaMIR te orientamos desde el primer simulacro para saber cuánto debes y puedes arriesgar cada día, ayudándote a que saques la mayor puntuación posible con tu nivel de conocimientos.

 

Video explicativo de la aplicación pictioMIR


MITO nº 4: No creo que merezca la pena empezar a preparar el MIR en Sexto


Comenzar a preparar el examen MIR es Sexto te permite mejorar tu nivel de conocimientos al inicio del Curso Intensivo, incrementando la probabilidad de poder alcanzar tus objetivos. En el MIR todo es posible, aunque no igualmente probable. Cuanto mayor margen de seguridad lleves para poder alcanzar tu objetivo al final de la preparación, mejor.
Para aquellas personas cuyo expediente académico no sea todo lo alto que les habría gustado, y se sientan inseguros con sus conocimientos de la carrera, empezar en Sexto supone una segunda oportunidad para mejorar su nivel y comenzar mejor las tres últimas vueltas de preparación. Empezar en Sexto, siguiendo nuestro método, te permite iniciar el estudio afianzando primero los conceptos más repetidos del MIR, asegurando una parte muy amplia del examen, y poniendo unos cimientos sólidos desde los que construir un gran “edificio” durante el resto de la preparación.

 


MITO nº 5: Tengo que sacar a toda costa un número de orden inferior al 1.000. Si no habré fracasado


Para la mayor parte de los presentados, no es necesario quedar entre los 100 o 1.000 primeros del MIR. Alcanzar esos números de orden, sobre una población de casi 12.000 médicos presentados es muy difícil, salvo que se inicie la preparación con un nivel muy alto de conocimientos y se trabaje mucho durante la preparación. La mayoría de los presentados al MIR tiene expediente de aprobado (8.522 presentados con expediente de aprobado de los 11.868 electores del MIR 2011), pero solo 3 aprobados quedaron entre los cien primeros (3/8.522 = 0,03% de probabilidad para una aprobado de quedar entre los cien primeros) y solo 245 aprobados quedaron entre los mil primeros (245/8.522 =2,87% de probabilidad para un aprobado de quedar entre los mil primeros). Con estos datos, quedar entre los 100 o 1000 primeros parecen ser objetivos muy difíciles para la mayor parte de los presentados con expediente de aprobado, y este es el expediente mayoritario entre los que se presentan al MIR. Pero… ¿es necesario quedar entre los 100 o 1000 primeros?. El año pasado, solo 7 de las 47 especialidades médicas agotaron sus plazas antes del número 3.000. Es decir, con un 3.000 todavía se podía elegir 40 de las 47 especialidades. No es necesario, para la mayor parte de los presentados, quedar entre los 100 o 1.000 primeros.
Tu objetivo no es ser el número uno de tu convocatoria. Tú objetivo es alcanzar aquella especialidad que deseas, y eso es lo que para ti significa en realidad ser el número 1.
En ese sentido, puedes lograr ser un “número 1” tanto con un 1.000 como con un 3.000, siempre que con ese número de orden consigas alcanzar la especialidad deseada. Lo importante es enfocar toda la preparación hacia ese objetivo, el tuyo. En Curso MIR Asturias contamos con herramientas específicas para que tú marques tu objetivo (MIRobjetivo) y puedas seguir tu camino hacia el mismo a lo largo de la preparación (gpsMIR).


MITO nº 6: Escogiendo la misma academia y método que escojan mis amigos,  seguro que me va también a mí perfectamente.


Cada alumno tiene un ritmo de estudio y necesidades diferentes. Estar rodeado de tus amigos durante los meses que estés en la academia es importante pero más importante es conocer cuál es el método que mejor se adapta para este “período de estudio” y para las necesidades de un “opositor” MIR.
No obstante, para nosotros el compañerismo es uno de nuestros valores esenciales por lo que el apoyo de los amigos (bien sea en Oviedo, Madrid, Sevilla o Barcelona, también harás amigos durante la preparación del MIR, además de los de la carrera) durante el día a día creemos que es un pilar básico que refuerza todo el estudio individual.


MITO nº 7: Etapa horrible de sufrimiento y cansancio extremo


Preparar el MIR será tu trabajo. Como cualquier jornada de trabajo tendrás que dedicarle unas horas diarias de manera intensa. Tendrás que estudiar, hacer tests y, cuando ya estés algo cansado, ir a clase será estupendo para seguir repasando sin tanto esfuerzo.
Claro que es duro, pero no tiene porque ser un periodo de sufrimiento ni una actividad estresante. Como cualquier trabajo tendrás que esforzarte, pero lo vas a conseguir, como también te resultarán duras las guardias durante la residencia, pero las harás, como miles de personas antes que tú han hecho. Si ellos pudieron, tú también podrás.
Ir a clase te permitirá cambiar de “ambiente”·(después de muchas horas en casa o en una biblioteca), y compartir con los demás cómo se te ha dado el día.
Los domingos descansarás y aprenderás a sacar el máximo partido a tu tiempo libre al máximo. No recomendamos en ningún momento de la preparación dejar de descansar completamente un día a la semana. Es necesario descansar para poder rendir la semana siguiente.


MITO nº 8: No es un trabajo ni exige un esfuerzo especial


Quien diga que para sacar el MIR con el resultado que se desea, no hay que estudiar ni esforzarse, no está diciendo la verdad. No es compatible el preparar el MIR con salir a diario de fiesta con los amigos o estar de viaje cada poco tiempo  durante el verano, por ejemplo.
Estudiar medicina  exige un esfuerzo extra y sois personas acostumbradas a realizar ciertos sacrificios: el MIR no será algo diferente en ese sentido. Habéis llegado muy lejos. Es el esfuerzo final para el que habéis peleado todos estos años.


MITO nº9: Todas las academias son iguales


No hay dos academias iguales, de la misma manera que no hay dos alumnos iguales.
Es parte de tu proceso de elección de academia que estudies a fondo cada centro de preparación. Mira y navega a fondo por su página web, pregunta a exalumnos de la academia, explora sus libros con detalle, prueba sus herramientas, conoce sus resultados de una manera crítica e investiga su trayectoria y lo que hace diferente a cada una.

 

 

 

 



© Cursos Intensivos MIR Asturias, S.L.
Créditos: Estudio L.Aulló
Subir