Acceso alumno

La información contenida en esta página web puede estar viéndose alterada por la pandemia, por lo que recomendamos contrastar la misma con la secretaría del Curso (985 20 52 32)

 

Urología

 

Opinión de un especialista

 

Urología

Soy Carlos Blanco, profesor de pediatría del curso MIR Asturias y residente de Urología en Zaragoza. Recuerdo como antes de la elección, estaba en un mar de dudas, pero por distintas razones, finalmente me decidí por una especialidad quirúrgica y cada día que pasa estoy más convencido de haber escogido bien.
La Urología, es una gran desconocida dentro de los estudiantes de Medicina; al principio puede relacionarse únicamente con sondas vesicales o circuncisiones, pero es mucho más.


En el campo quirúrgico se manejan distintas formas de trabajar. Por un lado la patología es muy diversa: litiasis, tumores, urodinámica, patología benigna (hiperplasia de próstata, malformaciones…); por otro lado las técnicas diagnósticas manejan desde una radiografía hasta endoscopia con contraste y toma de biopsias. Dentro de las intervenciones terapéuticas, existen las endoscópicas, que son menos agresivas y muy resolutivas y compartiendo características con otras especialidades quirúrgicas, existe la cirugía abierta, tanto de próstata como de riñón y vejiga, muchas de las cuales están siendo sustituidas por la técnica laparoscópica.


El abordaje quirúrgico de cada una de las enfermedades urológicas requiere una formación específica y propia puesto que todas las enfermedades que tratamos son muy diferentes entre si y eso convierte a la especialidad en compleja y rica. Además, como toda especialidad quirúrgica requiere muchas horas de dedicación y entrenamiento pero, dada su gran diversidad, considero que los buenos resultados te animan cada día más.
Como característica a resaltar y que podría definir la Urología es su gran eficacia y el ser una especialidad altamente resolutiva y por tanto gratificante, las intervenciones son relativamente rápidas y eficientes, y en muchas de ellas consigues mejorar sustancialmente la calidad de vida del enfermo.


El trasplante renal es, sin duda, la cirugía estrella: meses e incluso años de diálisis de una persona, con todo lo que ello implica, se solucionan de la noche a la mañana con un nuevo riñón que, otra persona, dona como un gran regalo; horas y horas de trabajo compensan en el momento en el que el nuevo injerto adquiere el tono de vida dentro del receptor y cuando una horas después de la anestesia, aprecias como el rostro del paciente te expresa sin palabras, el agradecimiento a ese gran regalo.
En cuanto a las salidas profesionales, dentro del contexto de “crisis económica” y probablemente recorte de personal sanitario, se puede decir que el nivel de desempleo es muy bajo y que casi el 100% de los urólogos consigue colocación al acabar la residencia. Sin embargo es importante señalar que esto es muy variable, ya que depende de la ciudad y del momento, por lo que en 5 años la situación puede cambiar 180º.


A modo de conclusión puedo afirmar que Urología es una gran especialidad que os animo a explorar y conocer desde dentro sabiendo que cada rama de la medicina va por un camino distinto y que todas las especialidades tienen su grandeza y sello de identidad aunque también todas confluyen a un mismo objetivo, el bienestar del paciente: su salud, calmar su ansiedad, su dolor y su miedo y ayudarle a entender y aceptar la enfermedad para poder vencerla o controlarla. Si trabajas con este lema seguro que encuentras respuesta a tantos años de estudio y dedicación y consigues sentirte pleno con el ejercicio de la medicina desde cualquier especialidad.
Mucha suerte y animo!!


Carlos Blanco Chamorro
(MIR de Urología)

 

 

 

 

 

 

 



© Cursos Intensivos MIR Asturias, S.L.
Créditos: Estudio L.Aulló
Subir