Acceso alumno

La información contenida en esta página web puede estar viéndose alterada por la pandemia, por lo que recomendamos contrastar la misma con la secretaría del Curso (985 20 52 32)

 

Oncología Radioterápica

 

1. Generalidades

  • Denominación Oficial: Oncología Radioterápica.
  • Duración: 4 años.
  • Licenciatura previa: Medicina.
  • ¿Cómo es un día normal de trabajo?:
  • Sesión clínica a primera hora.
  • Desarrollo de la actividad asistencial, dedicando cada día a un cometido diferente: primeras visitas, planificaciones o simulaciones, controles durante el tratamiento, revisiones post-tratamiento,…

 

  • Dónde ampliar esta información:
  • Asociación española de Radioterapia y Oncología: c/Amador de los Ríos, 5 28010 Madrid. Tlfno: 91 651 94 77

http://www.aero.es/

  • American Society for Therapeutic Radiation and Oncology: 12500 Fair Lakes Circle Suite #375 Fairfax, VA 22033-3882 Phone: 703.502.1550 or 800.962.7876.

http://www.astro.org/

 

 

2. Plazas convocadas MIR

  • Número de plazas convocadas 2022: 70
  • Número de plazas 1980-2022:1619

 

 

3. Información de la sociedad española de oncología radioterápica

 

  • La oncología radioterápica es una especialidad médica, con un ámbito específico de actividad quirúrgica, dedicada a los aspectos diagnósticos, cuidados clínicos y terapéuticos del enfermo oncológico, primordialmente orientada al empleo de los tratamientos con radiaciones, así como al uso y valoración relativa de los tratamientos alternativos o asociados e investigación y docencia.
  • Son los especialistas del tratamiento del cáncer con radiaciones ionizantes, entre otras:
  • Rayos X de alta energía (fotones de alta energía.)
  • Haces de electrones.
  • Rayos gamma.
  • Aceleradores de neutrones.
  • Etc.
  • Tradicionalmente se ha llamado a esta especialidad y forma de tratamiento, radioterapia.
  • No solo son los especialistas que manejan las máquinas de radioterapia, sino que realizan una función determinada:
  • El enfermo oncológico es considerado en el contexto general de la enfermedad neoplásica, se trata de un estudio y una atención integral.
  • Valorando especialmente la integración del tratamiento con radiación y tratamientos alternativos, en la secuencia diagnóstica y terapéutica del abordaje de su enfermedad.
  • El especialista oncólogo radioterapeuta debe poseer una profunda formación clínica y conocimiento de la oncología médica, siendo su competencia la indicación, planificación, control, ejecución y seguimiento del tratamiento con radiaciones y terapias asociadas.
  • Debe ser así mismo competente en el apoyo clínica paliativo del enfermo terminal, y para valoración y seguimiento de los pacientes oncológicos. El campo de acción se enmarca en la asistencia médica especializada, e impone que el especialista tenga acceso directo a la evaluación de pacientes, participe en la asistencia clínica multidisciplinar como son los comités de tumores, y promueva proyectos de investigación y educación postgraduada en aquellas instituciones con especial proyección académica.
  • El dinamismo científico de la Oncología refuerza la necesidad de consolidar la armonía entre las especialidades médicas que se integran en el abordaje multidisciplinar del enfermo con cáncer. La Oncología Radioterápica tiene un núcleo de identidad en sus contenidos asistenciales, docentes e investigadoras, universalmente aceptado, tanto en los programas de formación de la Unión Europea, como en los países con alto nivel de desarrollo.

 

 

4. Definición de la especialidad y campo de acción

 

  • La labor del especialista en oncología radioterápica tiene dos aspectos que se compenetran entre si:
  • La actividad y ámbito de trabajo del especialista abarca los distintos aspectos clínicos y de investigación relacionados con el cáncer y con el efecto biológico de las radiaciones y tratamientos asociados.
  • Su actividad clínica incluye la epidemiología, prevención, patogenia, clínica, diagnóstico, tratamiento y valoración pronóstica de las neoplasias.
  • El campo de acción clínico puede sintetizarse en tres grupos de situaciones que definen la asistencia médica propia de la especialidad:
  • Estudio y tratamiento de los enfermos oncológicos.
  • Estudio y tratamiento de enfermos no oncológicos, portadores de entidades patológicas, susceptibles de tratamiento radioterápico o asociado.
  • Estudio y tratamiento de individuos sometidos a irradiación (terapéutica, accidental o de cualquier otro origen).
  • El campo de acción instrumental incluye el profundo conocimiento y experta manipulación de todos los elementos tecnológicos que permitan desarrollar una labor asistencial adecuada a la evolución del equipamiento médico:
  • Generadores de radiación externa de uso terapéutico.
  • Isótopos radiactivos para radioterapia.
  • Gammateca de isótopos.
  • Equipos de radiofísica clínica.
  • Planificadores y ordenadores de apoyo clínico.
  • Sistemas de simulación: Simuladores, TAC, etc.
  • Instrumental para procedimientos de obtención de muestras citológicas, biopsias y evacuación de derrames serosos.
  • Instrumentación de quirófano y material quirúrgico utilizado para aplicaciones de braquiterapia.
  • Instrumentación de uso hospitalario de equipos para administrar medicación intravenosa de soporte (fluidos, antibióticos, analgésicos, etc.) o terapéutica (quimioterapia, moduladores biológicos, inmunoterapia, etc.)
  • Etc.
  • Principalmente y hablando en general los radioterapeutas aplican sus elementos terapéuticos de dos formas principalmente:
  • La Radioterapia externa.
  • La Braquiterapia en sus dos niveles diferenciales, el tratamiento intracavitario y el tratamiento intersticial.

 

 

5. Formación y rotaciones del residente de oncología radioterápica

 

Se considera que el período de formación para poder adquirir los conocimientos que capaciten al residente para ejercer la especialidad de Oncología Radioterápica es de cuatro años.

 

5.1. Formación general en medicina

 

En el primer año de la especialidad el MIR deberá recibir formación de Medicina, siendo obligado un período de formación de cuatro meses en Medicina Interna y siete meses en especialidades médicas, quirúrgicas y de diagnóstico por la imagen. Se considera la posibilidad de que el residente tenga nociones básicas de Oncología Radioterápica antes de este período rotacional (período opcional de dos meses de estancia en el servicio). Otras especialidades de interés para su formación son Ginecología, Otorrinolaringología, Oncología Médica, hematología, Cirugía General y Radiodiagnóstico. Durante este primer año deberá realizar las guardias de Medicina Interna que le correspondan según la organización del Hospital.

 

5.2. Formación específica en oncología radioterápica

 

  • El MIR efectuará sus rotaciones por los servicios y unidades que tratan localizaciones tumorales y entidades patológicas, frecuentes en la práctica radioterápica. Se familiarizará con la exploración de áreas anatómicas que requieren especial pericia (ginecología, otorrinolaringología, etc.), deberá presenciar procedimientos quirúrgicos oncológicos, diagnósticos y terapéuticos. Asimismo, colaborará en los cuidados médicos de pacientes sometidos a tratamiento oncológico, y participará en las sesiones clínicas y actividades docentes de los servicios. La duración total de las rotaciones previstas es de once meses y dos opcionales en Oncología Radioterápica.
  • Desde el primer trimestre del segundo año, hasta el término de su formación permanecerá en Oncología Radiopterápica, colaborando en la labor asistencial de las primeras consultas y revisiones, simulación y control de irradiación y desarrollo de actividades académicas (sesiones y trabajos para comunicación y/o publicación). Cada año, de forma progresiva adquirirá una responsabilidad creciente en su actividad asistencial y científica. Durante estos años es opcional realizar guardias de Medicina Interna siendo aconsejable que se incorpore a las de Oncología, según las disponibilidades de cada Hospital. En cualquier caso las guardias deben ser equiparables en número a las de un residente de especialidades médicas.

 

 

5.3. Calendario de rotaciones

 

Primer año:
  • Obligatorias:
  • Medicina Interna: 4 meses.
  • Especialidades médicas, quirúrgicas y de diagnóstico por la imagen: 7 meses.
  • Guardias en Urgencias: 12 meses.
  • Opcional:
  • Oncología Radioterápica: 2 meses (en detrimento de especialidades).
Segundo año:
  • Obligatorias:
  • Oncología Radioterápica: 3 meses.
  • Oncología Médica: 3 meses.
  • Radiodiagnóstico: 2 meses.
  • Especialidades quirúrgicas: 3 meses.
  • Guardias en el servicio de Urgencias.
  • Opcionales:
  • Sin especificar: 2 meses (en detrimento de especialidades).
  • Guardias en Urgencias.
Tercer y cuarto año:
  • En el período que permanecerá en el servicio de Oncología Radioterápica, deberá rotar por las diversas localizaciones tumorales y unidades funcionales, donde se incorporará a la labor asistencial.
  • Las actividades y rotaciones adicionales que deberá realizar obligatoriamente en los últimos dos años de formación son:
  • Radiofísica y dosimetría clínica (tres meses).
  • Instrumentación de equipos de simulación, planificación y teleterapia.
  • Procedimientos de braquiterapia.
  • Radioterapia pediátrica.
  • Curso de Supervisor de Instalaciones Radiactivas.
  • Guardias en Oncología de R-3 y R-4, adaptándose a la organización del Hospital.
  • Técnicas especiales.

 


6. Perfil de los especialistas

 

NOTA: Todos estos datos han sido obtenidos de encuestas realizadas a especialistas o tomados de la literatura. Ninguno de ellos debe ser considerado como una verdad absoluta a la hora de elegir esta especialidad en el MIR.

 

6.1. Motivos para la elección de la especialidad

 

Los especialistas suelen reconocer que escogieron esta especialidad:

  • Es una especialidad médica con mucho contacto con el paciente.
  • Los especialistas señalan como especialmente interesante el reto de intentar alterar el curso de esta enfermedad en los pacientes.
  • Otro factor, al igual que en otras disciplinas, es la influencia que ejerció sobre ellos algún especialista en oncología radioterápica durante el periodo de prácticas.
  • Tiene una “naturaleza cerebral.”
  • “Horas razonables de trabajo.”
  • Las nuevas tecnologías.

 

6.2. Aspectos de mayor interés de la especialidad

 

Guiados por las encuestas realizadas a los profesionales de la oncología radioterápica, esta especialidad permite:

  • En primer lugar los éxitos en el tratamiento como aspecto más interesante en la práctica de esta especialidad.: “...las ocasiones en las que el cáncer es tratado y curado tienen una enorme repercusión positiva para el resto de la vida del enfermo y su familia”.
  • La posibilidad de mejorar la calidad de vida en el enfermo.
  • Relación médico-paciente continua, intensa, de larga duración en muchos casos.
  • Variabilidad clínica en cuanto a la edad y condiciones de los pacientes.
  • Posibilidad de acceder a todo tipo de exploraciones y procedimientos diagnósticos.
  • Disfrutan del trabajo intelectual, y disfrutan con las nuevas tecnologías.

 

6.3. Aspectos menos valorados de la especialidad

 

Guiados por las encuestas realizadas a los profesionales, esta especialidad tiene:

  • La exposición constante al tratamiento de enfermos graves que esperan lo imposible.
  • “... Un porcentaje mucho mayor que en otras especialidades muere y por ello estoy constantemente obligado a tratar  con la muerte y el miedo a morir”.
  • “...Afrontar el cuidado de pacientes con los que realmente no puede hacerse mucho. La muerte es dura pero lo es mucho más el sufrimiento sin remedio”.
  • “...Esta es una especialidad donde el médico se ve obligado a recordar continuamente sus limitaciones. Es fácil desmotivarse al ver que en muchos casos el paciente no mejora a pesar de la cantidad de esfuerzos que podamos hacer por nuestra parte”.
  • Una gran dependencia por la tecnología que hace muchas veces el trabajo un poco “frío.”
  • Complejidad técnica.
  • Sobrecarga asistencial
  • “La compresión medular de los viernes a última hora”.

 

6.4. Habilidades importantes en oncología radioterápica

 

Guiados por las encuestas realizadas a los profesionales, esta especialidad necesita:

  • Es necesario desarrollar la capacidad de manejar los propios sentimientos sobre la muerte y el proceso de morir, y ayudar a personas que están afrontando situaciones de crisis.
  • Es muy importante la capacidad de comunicarse con los pacientes y sus familias.
  • Las habilidades tecnológicas y matemáticas, a la vez que una amplia base de conocimiento patológico son especialmente demandadas.
  • Capacidad de trabajo en equipo.

 

6.5. Retos para afrontar el futuro de la especialidad

 

El futuro en la práctica clínica de esta especialidad viene dirigido por el proceso tecnológico y las nuevas técnicas de uso de la radioterapia: En general el objetivo es “aumentar la eficacia del tratamiento con el mínimo daño a los tejidos sanos”:

  • Dar a conocer la especialidad
  • Uso de fármacos radio-sensibilizadores.
  • Otras investigaciones sobre la radiación se enfocan en el uso de anticuerpos radioetiquetados a fin de suministrar dosis de radiación directamente al sitio canceroso (radioinmunoterapia).
  • Combinación de radiación y quimioterapia.
  • Braquiterapia endovascular, endo-prótesis, stents, etc.
  • Irradiación intraoperatoria.
  • Irradiación estereotáctica.
  • Partículas de radiación de alta energía.
  • Radioterapia conformal tridimensional.
  • Termorradioterapia.
  • Etc.

 

6.6. Consejos para el opositor interesado en oncología radioterápica

 

“Pensar en la especialidad como una posibilidad real para realizarse como médico “puro”, atendiendo, cuidando, quizá no siempre curando, pero consiguiendo una conexión completa con el enfermo.”

 

6.7. Características de personalidad de los especialistas en oncología radioterápica

 

  • Los siguientes ítems resumen las características recogidas en el análisis de los profesionales en oncología radioterápica, datos que comparten con los oncólogos médicos:
  • Voluntad para tratar situaciones en las que se pueden pronosticar pequeños porcentajes de éxito.
  • Optimistas.
  • Capaces de comunicarse fácilmente con pacientes y sus familias.
  • Tener paciencia para poder afrontar la incertidumbre sobre el posible resultado último del tratamiento.
  • Los siguientes ítems resumen las características recogidas en el análisis de los profesionales en oncología radioterapéutica:
  • Tranquilos.
  • Ligeramente excéntricos.
  • Ligeramente hieráticos.

 

 

7. Nº con los que se escogieron plaza en las convocatiorias anteriores (incluyendo plazas privadas que requieren conformidad)

 

 

 

8. Nº con los que se escogieron plaza en las convocatiorias anteriores (excluyendo plazas privadas que requieren conformidad)

 

 

 

En el eje Y  se encuentra el número de orden con el que se obtiene una determinada plaza y en el eje X los números con los que se escogió en cada convocatoria MIR.

  • La línea gruesa central representa la mediana con la que se obtuvo plaza en el examen MIR de ese año.
  • La caja en sí abarca el rango intercuartílico, es decir, marca el 50% de la distribución, o sea, el percentil 25 y el percentil 75.
  • Los "bigotes" son las líneas que se extienden desde la caja hasta los valores más altos y más bajos, excluyendo los valores atípicos, que se marcan como círculos o como aspas.

 

 

 

 

9. Orden de preferencias en la elección de plazas en las convocatorias 2012-21

 


 

 

 

 

 



© Cursos Intensivos MIR Asturias, S.L.
Créditos: Estudio L.Aulló
Subir