Acceso alumno

La información contenida en esta página web puede estar viéndose alterada por la pandemia, por lo que recomendamos contrastar la misma con la secretaría del Curso (985 20 52 32)

 

Medicina Preventiva y Salud Pública

 

Opinión de un especialista

Medicina Preventiva y Salud Pública
Si te gusta la Medicina en el sentido más global del término, si valoras las acciones poblacionales como eje para la mejora de los determinantes de la salud, si cuando piensas en una intervención en salud vas allá del individuo, si quieres contribuir a mejorar la calidad y seguridad de la asistencia sanitaria… ACABAS DE ENCONTRAR TU SITIO, ESTA ES TU ESPECIALIDAD. ¡BIENVENIDO/A!
La especialidad de Medicina Preventiva y Salud Pública nace en el año 1978 junto con tantas otras especialidades con la creación del nuevo sistema MIR para la formación médica especializada. Desde entonces  y hasta el año 2019 se han convocado más de 1.900 plazas, siendo el año 2019 cuando se ofertó el mayor número de plazas de la historia (88 plazas). Los médicos especialistas en Medicina Preventiva y Salud Pública no somos muchos, pero estamos en muchos sitios (más adelante lo verás, ¡sigue conmigo!)
Según la Orden SCO/1980/2005, de 6 de junio, por la que se aprueba y publica el programa formativo de la especialidad de Medicina Preventiva y Salud Pública, la realización de esta especialidad «capacita para la investigación, aplicación y fomento de políticas y actividades de promoción y protección de la salud (para reducir la probabilidad de la aparición de la enfermedad, o impedir o controlar su progresión) de vigilancia de la salud de la población, de identificación de sus necesidades sanitarias y de planificación, gestión y evaluación de los servicios de salud». Algo que, a priori, puede parecer abstracto, se traduce muy fácilmente si te digo que nuestra función es liderar y coordinar el esfuerzo de la sociedad, el sistema de salud y las instituciones sanitarias para fomentar y mejorar la salud de la trabajando con otros profesionales implicados en la Salud Pública desde un punto de vista multidisciplinar y multisectorial.


Fortalezas y debilidades de la especialidad
Desde mi punto de vista, la gran fortaleza, y al mismo tiempo debilidad, de la Medicina Preventiva y Salud Pública es el carácter tan amplio que ofrece. En mi opinión, la formación sobre Medicina Preventiva y Salud Pública durante el Grado resulta escasa o, al menos, difícil de visualizar o materializar por los estudiantes, es decir, todos acaban sabiendo cuál es el trabajo de un cardiólogo o un traumatólogo, por ejemplo, sin embargo son frecuentes las dudas que los estudiantes manifiestan sobre cuál es el papel del preventivista en el hospital o fuera del mismo.
Durante la formación especializada el residente deberá profundizar en cinco campos de acción o áreas profesionales específicas definidas en el propio programa formativo, que son:

  1. Epidemiología
  2. Administración sanitaria
  3. Medicina Preventiva
  4. Salud ambiental y laboral
  5. Promoción de la salud

Esta formación dotará al residente de conocimientos y herramientas de trabajo fundamentales para el desarrollo de los objetivos principales y, sobre los que posteriormente trabajará en su práctica diaria centrándose en uno o, como mucho, dos de esas áreas.

 

Estructura de la especialidad
Aunque pudiera haber cierta variabilidad entre las diferentes Unidades Docentes de Medicina Preventiva y Salud Pública existe un cronograma formativo bien definido y al cual debe adherirse la formación del especialista.
De esta manera, el primer año se centra durante los primeros meses en la formación de Medicina Preventiva y Salud Pública hospitalaria para posteriormente iniciar en octubre el Curso Superior en Salud Pública. En función de la Unidad Docente a la que pertenezcas podrás hacerlo en tu misma ciudad o tendrás que desplazarte a las ciudades donde estén los dispositivos acreditados para ello (Escuela Nacional de Sanidad en Madrid, Escuela Andaluza de Salud Pública en Granada, etc). Una vez finalizada esta etapa realizarás las rotaciones hospitalarias correspondientes para formarte en Medicina Preventiva y Salud Pública hospitalaria de nuevo, Calidad Asistencial, Promoción y Educación para la Salud, Admisión y Documentación Clínica, etc. A continuación pasarás a formarte en los aspectos de epidemiología, prevención y promoción de la salud que se desarrollan desde Atención Primaria así como formación en Administración y Gestión Sanitaria en las Consejerías de Salud o Servicios Centrales de Salud. Finalmente o de manera intermitente a lo largo de la etapa formativa según la organización de la Unidad Docente, el residente podrá solicitar rotaciones externas nacionales o internacionales para profundizar, mejorar o perfilar los aspectos de mayor interés. Existen numerosos ejemplos en este sentido, siendo las más solicitadas las rotaciones en la Organización Mundial de la Salud, Organización Panamericana de la Salud, Centros para el Control y Prevención de Enfermedades europeo o americano, etc.


¿Por qué decidiste hacer la especialidad de Medicina Preventiva? 
La asignatura de Epidemiología despertó mi interés por esta especialidad. Me llamaba especialmente la atención la importancia y la necesidad que existe en Medicina de conocer cómo se comportan las enfermedades, cómo podemos predecir algunos aspectos de ellas o cómo podemos plantear intervenciones que modifiquen el curso de una enfermedad. Y eso solo lo sabemos a través del análisis epidemiológico de la salud. Posteriormente, con la asignatura de Medicina Preventiva y Salud Pública fui perfilando mi inquietud y tuve la suerte de beneficiarme de una beca de colaboración que hace años el Ministerio de Educación y Ciencia ofrecía a los universitarios. Así pues, fui becaria del Departamento de Medicina Preventiva de mi universidad y ahí conocí las entrañas de esta especialidad. Tenía claro que me gustaba la especialidad, al mismo tiempo que no quería desvincularme de la práctica asistencial y la medicina clínica por lo que supe muy pronto que mi perfil sería el de preventivista hospitalario. Esta área me permite desarrollar aspectos de epidemiología hospitalaria, calidad asistencial y también medicina clínica a través de la Unidad de Vacunas del paciente inmunodeprimido o Vacunación Internacional.


¿Se pierde el contacto con el paciente?
Cuando terminamos el Grado de Medicina tenemos introducido en nuestro ADN que el médico debe tratar pacientes, sin embargo, el contacto directo con el paciente no es lo que determina que seas mejor/peor o más/menos médico. Cualquier actividad que de manera directa o indirecta pueda repercutir sobre la salud de los pacientes o las poblaciones será lo que determine que tu labor como profesional sea más o menos significativa.
No obstante, atendiendo directamente a la pregunta, la respuesta es "se pierde el contacto DIRECTO con el paciente si tú quieres perderlo". Existe la posibilidad de trabajar con los pacientes directamente en una Unidad de Vacunas de inmunodeprimidos o Vacunación Internacional dentro de los Servicios de Medicina Preventiva y Salud Pública de los hospitales. También existe la posibilidad de no hacerlo si te dedicas a otras áreas profesionales.


¿Se hacen guardias? 
Durante los primeros meses de la formación especializada y hasta el inicio del Curso Superior de Salud Pública en algunas Unidades Docentes se contempla la rotación por los Servicios de Urgencias Hospitalarias y, durante ese tiempo, los residentes deben hacer guardias clínicas al igual que el resto de especialidades. A partir de ese momento, se realizan los llamados Módulos de Atención Continuada en los que, en horario de tarde, se planifican una serie de actividades específicas que pueden estar relacionadas con la investigación, la vigilancia epidemiológica o cualquier actividad que se precise según las necesidades del Servicio. Cabe decir que desde hace unos años y en función de la Unidad Docente existe la posibilidad de continuar con las guardias en el Servicio de Urgencias Hospitalaria para mantener la formación clínica y el contacto directo con el paciente, pero siempre con carácter voluntario y con la aprobación tanto del tutor como del hospital.


Una vez se acaba la especialidad, ¿hay trabajo? 
No conozco a ningún especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública que, si no tiene inconveniente en moverse por la geografía española, esté en el paro. Además, salvo excepciones muy puntuales, todos nosotros acabamos trabajando en aquello que más nos ha gustado y mejor nos hemos formado durante la residencia.


Y para finalizar… Algunas cuestiones que no leerás en ninguna otra web

  • El residente de Medicina Preventiva y Salud Pública está en constante movimiento durante toda la etapa formativa (en algunos casos tanto de ciudad como de dispositivos formativos). Te convertirás en un experto en hacer maletas de viaje.
  • La elección de una u otra Unidad Docente puede condicionar tu perfil profesional (algunas Unidades Docentes se centran más en la Medicina Preventiva hospitalaria, otras en la Salud Pública).
  • Conocerás muchísimos profesionales con diferentes perfiles y visiones sobre la salud. Este aspecto es muy enriquecedor. Aprende de todos ellos.
  • Intenta crear tus propias redes profesionales, implícate en sus proyectos y participa. Tu visión puede ser un soplo de aire fresco.
  • Mantén una actitud positiva a lo largo de todas las rotaciones. Habrá luces y sombras, igual que les pasa al resto de especialistas en formación, no es solo de Medicina Preventiva y Salud Pública.
  • Hazte fuerte en "metodología de la investigación". Te abrirá muchas puertas allá donde vayas.
  • Aprovecha el impulso del Curso Superior en Salud Pública para iniciar tu tesis doctoral. Intenta compaginarlo con las actividades de la etapa formativa.
  • No tengas miedo a las guardias en los Servicios de Urgencias Hospitalarias. Todos los residentes de primer año estáis en igualdad de condiciones (todos necesitáis tutorización).
  • Elige bien tus rotaciones externas. Puede que sea la antesala de tu trabajo en el futuro.

 

María Fernández Prada
Especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública
Hospital Vital Álvarez Buylla. Mieres. Asturias

 

 

 

 

 

 

 

 



© Cursos Intensivos MIR Asturias, S.L.
Créditos: Estudio L.Aulló
Subir