Acceso alumno

La información contenida en esta página web puede estar viéndose alterada por la pandemia, por lo que recomendamos contrastar la misma con la secretaría del Curso (985 20 52 32)

 

Cirugía oral y maxilofacial

 

1. Generalidades

 

  • Denominación Oficial: Cirugía Oral y Maxilofacial.
  • Duración: 5 años.
  • Licenciatura previa: Medicina.
  • Campo de acción de la especialidad: La cirugía oral y maxilofacial es una especialidad quirúrgica que se ocupa de las patologías de la boca, cara y cuello. Teniendo en cuenta la diversidad patológica que puede presentarse a este nivel regional, el contenido de la misma englobará la patología infeccioso-inflamatoria, traumática, tumoral y malformativa congénita o adquirida, junto con cuantas posibilidades reconstructivas vecinas o a distancia puedan emplearse. El campo de la cirugía maxilofacial comprende:
  • Cirugía Oral. Implantes Dentales. Enfermedades de la mucosa oral.
  • Traumatismos de la cara.
  • Deformidades dento-faciales. Cirugía ortognática y osteodistracción.
  • Tumores de boca, cara y cuello. Cirugía reconstructiva
  • Patología las glándulas salivares.
  • Patología de la articulación temporo-mandibular.
  • Cirugía estética facial.
  • Formación complementaria aconsejada: Muchas veces la patología tratada por estos especialistas debe ser tratada por un equipo multidisciplinar formado por cirujanos maxilofaciales y odontoestomatólogos subespecializados en ortodoncia, prótesis o endodoncia. La formación odontoestomatológica es muy recomendable para la práctica de la especialidad. Esta labor multidisciplinar justifica la necesidad de completar los estudios médicos con otra carrera universitaria como es la odontología. Muchos cirujanos maxilofaciales son, además, especialistas en Estomatología o Licenciados en Odontología. En algunos lugares donde se realiza la residencia “sugieren” al opositor la posibilidad de realizar la licenciatura de odontología a la vez que la especialidad (en la actualidad ya no se convocan plazas de MIR para Estomatología).

 

  • ¿Cómo es un día normal de trabajo?:

Hay que considerar dentro de esta especialidad las posibilidades de salida profesional en medicina privada. La patología vista varía dependiendo del lugar donde se ejerce la especialidad, en el hospital público, o en una consulta privada:

  • Público: Dos días a la semana en consulta y dos o tres días en quirófano o planta. La patología más frecuente es cirugía oral, traumatismos faciales, tumores de la cara y su reconstrucción, deformidades dentofaciales.
  • Privado: La mayor parte del tiempo se pasa alternando entre consultas e intervenciones de cirugía oral e implantes dentales con anestesia local. Un día a la semana suele operarse con anestesia general (reconstrucciones con injertos óseos para implantes, cirugía ortognática, cirugía estética facial,…)
  • Donde ampliar esta información:
  • Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial: Calle Castelló, 128, 1º. 28006 MADRID Teléfono: 914 111 785

http://www.secom.org/

  • American Association of Oral and Maxillofacial Surgeons: 9700 West Bryn Mawr Avenue Rosemont, IL 60018-5701

http://www.aaoms.org

 

 

2. Plazas convocadas MIR

  • Número de plazas convocadas 2021: 35
  • Número de plazas 1980-2021: 977

 

 

 

3.  Definición de la especialidad y campo de acción

 

Es la especialidad médico-quirúrgica que se ocupa de la prevención, estudio, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de la patología de la cavidad bucal y de la cara, así como de las estructuras cervicales, relacionadas directa o indirectamente con las mismas.

Las áreas de formación son:

  • Los conocimientos básicos de la Cirugía General.
  • Los conocimientos necesarios de la Odonto-Estomatología.
  • La formación completa en Patología Médica Oral y Maxilofacial.
  • La formación completa en Patología Quirúrgica Oral y Maxilofacial.

 

3.1. Cirugía y medicina oral

 

Conjunto de intervenciones  que se realizan dentro de la cavidad oral, generalmente bajo anestesia local y en régimen ambulatorio. Incluye la exodoncia quirúrgica de cordales y otros dientes incluidos, cirugía periapical, exéresis de quistes y tumores benignos de los maxilares, plastias de frenillos y cirugía mucogingival, cirugía preprotésica (injertos de hueso y tejidos blandos) e implantes dentales.
Los implantes dentales son el tratamiento de elección para la rehabilitación de los pacientes desdentados.
La cirugía maxilofacial también se ocupa del diagnóstico y tratamiento de la patología “médica” de la mucosa oral. Las enfermedades benignas de la mucosa pueden ser de tipo inflamatorio, traumática, de causa infecciosa, de origen autoinmune, o tumoral.

 

3.2. Oncología de cabeza y cuello

 

El cirujano maxilofacial juega un papel fundamental en el abordaje multidisciplinar de esta patología (junto con otros especialistas quirúrgicos como otorrinolaringólogos, radioterapeutas y quimioterapeutas).
La cirugía de tumores malignos de la cavidad oral representa, tras la cirugía oral, la mayor parte de la carga de trabajo del cirujano oral y maxilofacial en el medio hospitalario público.
Supone una de las partes más importante de la especialidad por la gravedad de la patología, la duración y complejidad de las intervenciones ablativas y reconstructivas, la repercusión en la vida del paciente, y  por las líneas de investigación abiertas en este campo. 

 

3.3. Traumatismos faciales

 

Los traumatismos faciales representan una patología con características especiales y diferentes de aquellos otros traumatismos o fracturas que pueden acontecer en el resto del organismo.
Las fracturas de los huesos de la cara ocasionan problemas tanto desde el punto de vista estético como funcional: problemas de la visión, el olfato, la respiración o la masticación.

 

3.4. Deformidades faciales

 

Constituyen un variado grupo de entidades que tienen en común la existencia de alteraciones en la forma, posición, o tamaño de los distintos elementos que componen la cara.
Estas deformidades pueden ser congénitas, aparecer durante el desarrollo o ser secundarias a traumatismos o tumores.
La cirugía de las deformidades dento-faciales incluye todos aquellos procedimientos quirúrgicos que tienen como objetivo conseguir una armonía facial equilibrada, tanto desde el punto de vista estético como funcional. La cirugía correctora de las deformidades los maxilares se denomina cirugía ortognática, e incluye correcciones de las deformidades mediante osteotomías o osteodistracción.

 

3.5. Patología de las glándulas salivares

 

Los cirujanos maxilofaciales tratan frecuentemente patología tumoral o inflamatoria de las glándulas salivares (frecuentemente secundaria a litiasis). La cirugía de la glándula parótida conlleva la disección cuidadosa de cada una de las ramas del nervio facial.

 

3.6. Patología de la articulación temporomandibular

 

Esta articulación es con frecuencia objeto de consulta al Cirujano Maxilofacial. El motivo más frecuente de consulta es el síndrome de disfunción temporomandibular, que cursa con dolor, chasquidos articulares, y limitación de la apertura de la boca. Además, la ATM puede estar afectada por enfermedades degenerativas (artrosis, artritis, reumatismos, etc.), traumatismos y tumores.

 

3.7. Cirugía estética de la cara

 

El cirujano maxilofacial comparte el territorio de la cirugía estética facial con otras especialidades: cirugía plástica, otorrinolaringología, oftalmología y dermatología. Las intervenciones quirúrgicas más frecuentes son rinoplastias, otoplastias, mentoplastias y blefaroplastias.

 

4. Formación y rotaciones del residente de cirugía oral y maxilofacial

 

El residente de cirugía maxilofacial tiene una triple formación a lo largo de la residencia:

 

4.1. Formación general en medicina y cirugía

 

  • Urgencias.
  • Cirugía general.
  • Cirugía Plástica.
  • Otorrinolaringología.
  • Unidad de Cuidados intensivos.

 

 

4.2. Formación en cirugía maxilofacial propiamente dicha

 

El residente rotará por las distintas áreas de esta especialidad para poder conocer todo el espectro de actuación de estos profesionales.

  • Quirófano de Cirugía maxilofacial.
  • Unidad de Hospitalización.
  • Consultas externas.
  • Unidad de cirugía ambulatoria.
  • Urgencias.

 

4.3. Formación complementaria en odontoestomatología

 

Recordemos que en algunos lugares de residencia “recomiendan” la posibilidad de realizar la carrera de odontología de forma sincronizada con la especialidad.

 

4.4. Calendario de rotaciones

 

La formación en Cirugía Maxilofacial tiene una duración de cinco años, durante los cuales, los médicos residentes efectuarán dos tipos de rotaciones: obligatorias y opcionales.

  • Primer año:

Los médicos residentes rotarán por el Servicio de Cirugía General del hospital donde cursen la especialidad, debiendo integrarse en los equipos de guardia.

  • Segundo año:

Se incorporarán al Servicio de Cirugía Maxilofacial.

  • Tercer, cuarto y quinto año:

Continuarán con la formación específica teórico-práctica en la especialidad. Durante los mismos, alternativamente, deberán rotar al menos un mes por los servicios de Otorrinolaringología y Cirugía Plástica y Reparadora, con el condicionante de no poder realizar dichas rotaciones en el mismo año. Los períodos de tiempo asignados a cada una de estas especialidades podrán ser aumentadas hasta 2 meses.

A lo largo de estos años, los Médicos Residentes, podrán realizar alguna rotación optativa de un mes, o bien una rotación de un máximo de tres meses por otro servicio acreditado de Cirugía Maxilofacial, para el aprendizaje y realización de técnicas quirúrgicas concretas de la especialidad.

 

4.5. Rotaciones fijas

 

  • Cirugía General.
  • Urgencias.
  • Unidad de Cuidados Intensivos.
  • Otorrinolaringología.
  • Cirugía Plástica y Reparadora.

 

4.6. Rotaciones optativas

 

  • Otros servicios de Cirugía Maxilofacial.
  • Neurocirugía.
  • Oftalmología.
  • Cirugía Vascular.
  • Anatomía Patológica.
  • Cirugía Pediátrica.
  • Traumatología y Cirugía Ortopédica.
  • Cirugía Experimental.

 

5. Perfil de los especialistas

 

NOTA: Todos estos datos han sido obtenidos de encuestas realizadas a especialistas o tomados de la literatura. Ninguno de ellos debe ser considerado como una verdad absoluta a la hora de elegir esta especialidad en el MIR.

 

5.1 Motivos para la elección de la especialidad

 

Guiados por las encuestas realizadas a los profesionales, encontramos que:

  • La relación con un profesional de la cirugía maxilofacial durante el período de estudio de la carrera de Medicina suele ser un gran factor a la hora de escoger esta especialidad.
  • Algunos especialistas han escogido esta especialidad por tradición familiar.
  • Otros afirman escoger esta especialidad por sus características quirúrgicas, ya que domina un campo muy específico y atractivo de la medicina.
  • La relación que hay con especialidades afines como ORL, Cirugía Plástica, Oftalmología, Dermatología, Neurocirugía, …
  • La posibilidad de trabajar en la sanidad privada.
  • La posibilidad de trabajar fuera del hospital, ya que a algunos profesionales “no le gustaría trabajar en un contexto hospitalario exclusivamente, donde dependes de los demás.”
  • Intervenciones con baja morbi-mortalidad (salvo la patología tumoral).
Especialidad relativamente joven o “nueva” (1978)

 

5.2. Aspectos de mayor interés de la especialidad

 

Guiados por las encuestas realizadas a los profesionales de la cirugía maxilofacial, esta especialidad:

  • Posee un amplio campo de conocimiento, muy específico, pero extenso a la vez, con posibilidad futura de subespecialización: cirugía ortognática, cirugía craneofacial y maxilofacial pediátrica, cirugía estética facial, cirugía oncológica y reconstructiva de cabeza y cuello, cirugía y artroscopia de la articulación témporo-mandibular, cirugía implantológica avanzada…
  • “Patología muy variada durante la formación hospitalaria”
  • La posibilidad de completar la formación con otros campos fuera de la especialidad puramente médica.
  • En general se trata de una cirugía con pocas complicaciones, excepto, por supuesto, en grandes cirugías, como la cirugía oncológica.
  • Bastante agradecida por los pacientes.
  • Los cirujanos maxilofaciales disfrutan con los desafíos de la reconstrucción y la visibilidad de los resultados.
  • Todos los encuestados citaron la creatividad que permite esta disciplina: “puedo planear y desarrollar procedimientos.”
  • Posibilidad de autoempleo

 

5.3. Aspectos menos valorados de la especialidad

 

Guiados por las encuestas realizadas a los profesionales, esta especialidad tiene:

  • A veces jornadas de trabajo repetitivas debido al volumen de casos de algunas patologías como la cirugía de los terceros molares.
  • Estar un poco al margen de la vida universitaria médica y más cerca de otras carreras.
  • El desconocimiento de la comunidad médica y no médica de la verdadera labor de estos profesionales. “Muchas veces nos consideran dentistas avanzados, tanto nuestros compañeros médicos como el público en general, centrando la especialidad únicamente en la cirugía oral sin pensar en nosotros como cirujanos de cara y cuello.”
  • En ocasiones, la excesiva carga de trabajo rutinario que debe de soportar por la mala coordinación con los odontólogos y estomatólogos de atención primaria.
  • Es una especialidad de tercer nivel, es decir, sólo se puede ejercer en hospitales grandes
  • “Pocos servicios y ocupados actualmente por gente joven, con lo que las perspectivas de empleo a corto plazo son escasas.” Como siempre, tomando esto con las máximas reservas, ya que la situación puede cambiar en los 5 años que dura la residencia.

 

5.4. Habilidades importantes en cirugía maxilofacial

 

Guiados por las encuestas realizadas a los profesionales, esta especialidad necesita:

  • “Alto índice de motivación para la autoformación continuada.”
  • “Capacidad para el trabajo en equipo”
  • Habilidad manual.
  • Capacidad de atención al detalle unida con una ligera capacidad artística que permita “calcular proporciones de forma adecuada.”
  • “Poseer capacidad para calcular las relaciones espaciales.”
  • Valentía, decisión y confianza para lanzarse a la medicina privada.
  • Interés por ayudar a los pacientes. “Empatía con el enfermo”
  • “Autocrítica para la mejora continua”

 

 

5.5. Retos para afrontar el futuro de la especialidad

 

El futuro en la práctica clínica de esta especialidad viene dirigida por:

  • Conseguir para todos los residentes una formación “doble grado”: El residente debería ser médico y,  además, odontólogo, para poder ejercer de forma ideal la especialidad de cirugía maxilofacial.
  • Crear subespecialidades oficiales.
  • Introducir la Cirugía Oral y Maxilofacial en el curriculum de los licenciados en medicina y cirugía durante su formación universitaria.
  • “Abrir servicios de cirugía oral y maxilofacial en todas las capitales de provincia y ciudades importantes, aproximadamente un cirujano oral y maxliofacial por cada 100.000 habitantes.”
  • “Auditorias internas de calidad de formación de los distintos servicios.”
  • “Fomentar relaciones excelentes tanto institucionales como personales con los odontólogos.”
  • “Estudio institucional del mercado de trabajo interno  para adecuar la oferta de plazas de formación con las necesidades reales de especialistas para evitar saturar el mercado de trabajo.”
  • Crear más plazas
  • Introducir estímulos para el autoaprendizaje, como la realización de un mismo examen anual para todos los residentes con corrección centralizada y enviar los resultados absolutos y relativos en cada apartado de la especialidad y respecto al resto de residentes de forma personal y secreta para cada residente.
  • Familiarizarse con las nuevas tecnologías como microscopio quirúrgico, endoscopia nasal, sistemas de navegación quirúrgica computerizada, RM, PET,… Realizar “cursos taller”
  • “Facilitar desde la SECOM la autoformación con material como libros, videos, DVD, ponencias en congresos, consentimientos informados actualizados de todas las intervenciones y protocolos consensuados por comités de expertos para las patologías más comunes.”
  • “Esfuerzo para divulgar el campo de acción de la especialidad entre los médicos y el público general.”
  • Los nuevos avances científicos en concepto de prótesis, nuevas técnicas quirúrgicas y nuevos materiales de reconstrucción.
  • La mayor tendencia de la población a utilizar la cirugía “estética”, campo que los cirujanos maxilofaciales comparten con otras especialidades.

 

 

5.6. Consejos para el opositor interesado en cirugía oral y maxilofacial

 

  • “Buscar un servicio donde se haga casi de todo para estar formado en todo el campo de la especialidad”
  • “Aprovechar las rotaciones externas para ir a sitios punteros en España o en el extranjero”
  • Matricularse en una facultad de odontología para ser un “doble grado”: médico y odontólogo, además de cirujano maxilofacial.
  • Formarse para los aspectos de la especialidad con mayor proyección en el trabajo privado. Considerar seriamente la posibilidad de autoempleo al finalizar la residencia.
  • Estudiar inglés
  • Manejar un ordenador y una cámara fotográfica digital.

 

5.7. Características de personalidad del cirujano oral y maxilofacial

 

Los siguientes ítems resumen las características recogidas en el análisis de los profesionales en cirugía maxilofacial:

  • Trabajadores.
  • Perfeccionistas.
  • Calmados y con paciencia.
  • Atención al detalle.
  • Capacidad de concentración.

 

6. Numeros con los que se escogieron plaza en las convocatorias anteriores

 

 

En el eje Y  se encuentra el número de orden con el que se obtiene una determinada plaza y en el eje X los números con los que se escogió en cada convocatoria MIR.

  • La línea gruesa central representa la mediana con la que se obtuvo plaza en el examen MIR de ese año.
  • La caja en sí abarca el rango intercuartílico, es decir, marca el 50% de la distribución, o sea, el percentil 25 y el percentil 75.
  • Los "bigotes" son las líneas que se extienden desde la caja hasta los valores más altos y más bajos, excluyendo los valores atípicos, que se marcan como círculos o como aspas.

 

 

 

7. Orden de preferencias en la elección de plazas en las convocatorias 2011-20

 

 

 

 



© Cursos Intensivos MIR Asturias, S.L.
Créditos: Estudio L.Aulló
Subir