Acceso alumno

La información contenida en esta página web puede estar viéndose alterada por la pandemia, por lo que recomendamos contrastar la misma con la secretaría del Curso (985 20 52 32)

 

Hematología y Hemoterapia

 

1. Generalidades

 

  • Denominación Oficial: Hematología y Hemoterapia.
  • Duración: 4 años.
  • Licenciatura previa: Medicina.
  • Campo de acción de la especialidad: La Hematología es una especialidad destinada al estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la sangre y de todas aquellas patologías que directa o indirectamente se relacionen con los elementos hematopoyéticos.
  • Dónde ampliar esta información:
    • Asociación Española de Hematología y Hemoterapia: C/ Balcells, 21-25 bajos 08024 Barcelona Tel. 932857555. Prestar atención especialmente al CURRICULUM EUROPEO EN HEMATOLOGÍA Y HEMOTERAPIA.

http://www.aehh.org/

    • European Hematologoy Association: www.ehaweb.org
    • American Society of Hematology:  1900 M St. NW Suite 200 Washington DC. 202-776- 0545

http://www.hematology.org

 

 

2. Plazas convocadas MIR

  • Número de plazas convocadas 2022: 153
  • Número de plazas 1980-2022: 3498

 

3.  Información de la sociedad española de Hematología y Hemoterapia

 

  • La Hematología y Hemoterapia es una especialidad mixta, con aspectos clínicos y de laboratorio, íntimamente relacionados, cuyos contenidos son:
  • La fisiología y patología de la sangre y de los órganos hematopoyéticos.
  • La fisiología y patología del sistema hemostático, en sus vertientes hemorrágica y trombótica.
  • La obtención de la sangre y sus componentes así como su administración.
  • Una parte, quizás desconocida de la hematología, es la labor que realiza el hematólogo en los campos de laboratorio, actividades manuales y maniobras técnicas, en las cuales son responsables directamente los profesionales. En este sentido podemos destacar:
  • Microscopía óptica: Frotis de sangre periférica y medulograma.
  • Biopsias óseas (junto con los patólogos) y punción de médula ósea.
  • Aplicación intratecal de medicación antineoplásica.
  • Extracción sanguínea correcta para los diferentes estudios hematológicos, recuento de leucocitos, glóbulos rojos, plaquetas, hemoglobina, y hematocrito, estudio completo de hemostasia realizado de forma manual y semiautomática.
  • Determinación de los parámetros ferrocinéticos, nutrientes y enzimas involucradas en el estudio de las patologías hematológicas.
  • Realización de citoquímica.
  • Determinación por citometría de flujo del inmunofenotipo de las patologías hematológicas.
  • Sin hablar de objetivos específicos el residente de hematología debería dominar una serie de temas entre los que se encuentran:
  • Efectuar una correcta evaluación, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes con afecciones hematológicas.
  • Conocer los avances tecnológicos y utilizar correctamente los recursos disponibles.
  • Asistir al paciente ambulatorio e internado (examen físico, interrogatorio, observación de un frotis de sangre periférica, médula y ganglio).
  • Realizar con eficiencia las actividades de laboratorio (recuentos celulares, coloraciones, citoquímicas, dosificación de nutrientes y enzimas, y todos los estudios relacionados con las alteraciones de la coagulación en los diferentes niveles de complejidad).
  • Participar en el equipo interdisciplinario de salud.
  • Diseñar estrategias de prevención.

 

4. Divisiones históricas de la hematología

 

  • En su concepción actual la especialidad de Hematología y Hemoterapia está constituida por cuatro facetas muy relacionas entre sí:
  • La transfusión e inmuno-hematología.
  • La morfología y biología hematológica.
  • La hemostasia y trombosis.
  • La clínica hematológica.
    • La transfusión nace de la necesidad de aportar hematíes ante la anemia generalmente hemorrágica. La morfología y biología hematológicas surgen en los laboratorios de análisis acompañando a la parasitología. La hemostasia aparece tras el descubrimiento del déficit del factor VIII en la hemofilia. Todas estas facetas biológicas de la Hematología se vieron acompañadas de los progresos en el manejo de Leucemias y Linfomas, que fueron los primeros tumores malignos no localizados curables.
    • Todos estos aspectos han crecido de forma espectacular de modo que su conocimiento es difícil de dominar en la actualidad por una sola persona. El tamaño crece de forma exponencial y en el momento actual están naciendo movimientos segregacionistas que pueden llevar a la Hematología y Hemoterapia a ser segregada en varias parcelas, con la siguiente superespecialización.

 

 

5. Formación y rotaciones del residente de Hematología y Hemoterapia

  • Primer año:
  • Contacto e iniciación a la Hematología: 3 meses.
  • Medicina Interna: 8 meses.
  • Contenido del «Contacto e iniciación a la Hematología»: Tiene por objeto que el residente haga un primer contacto con su servicio y en esos tres meses haga una rotación rápida por el laboratorio de la especialidad, el banco de sangre y la hematología clínica para adquirir un conocimiento general. En ese tiempo adquirirá un conocimiento general rudimentario del contenido de la especialidad para situarla en el contexto general del hospital y hacerse una idea de cuáles son las áreas de medicina interna a las que en su siguiente rotación debe prestar especial atención.
  • La rotación por medicina interna tiene por objeto que el residente adquiera en el menor tiempo posible el máximo entrenamiento sobre los problemas que en el futuro, cuando se enfrente a la hematología clínica, va a tener que afrontar, con especial énfasis en el cuidado de pacientes críticamente enfermos. Las rotaciones por las distintas especialidades de medicina interna (medicina interna general, cardiología, neurología, cuidados intensivos, nefrología, neumología, enfermedades infecciosas y oncología) podrán ser variadas en cada centro, de acuerdo con sus peculiaridades y supervisadas por la Comisión Local de Docencia, teniendo en cuenta tres objetivos fundamentales: adquirir oficio en el manejo general de enfermos, conocer el máximo de las complicaciones hematológicas de los pacientes no hematológicos y familiarizarse con el paciente críticamente grave.
  • Las guardias durante este primer año se realizarán en urgencias y/o en Medicina Interna a razón de 5 por mes o menos. Este número podrá modificarse excepcionalmente si las necesidades del hospital lo requieren.
    • Segundo año:
    • Medicina Interna: 3 meses.
    • Citomorfología y biología hematológica, banco de sangre e inmunohematología, hemostasia y trombosis etc. : 8 meses.
    • Contenido de la rotación por medicina interna: el mismo (continuación) del apartado anterior.
    • Contenido de la rotación por citomorfología y biología hematológica: Obtención de muestras, su manipulación, transporte y conservación. Hematimetría básica automatizada. Morfología hematológica. Citoquímica. Estudios funcionales de las células hemáticas. Bioquímica. Manejo de instrumentos. Estudio de anemias y poliglobulias, leucemias, mediante técnicas convencionales, inmunológicas y genética molecular.

 

    • Tercer año:
    • Citomorfología y biología hematológica: 2 meses.
    • Banco de sangre e inmunohematología: 5 meses.
    • Hemostasia y trombosis: 4 meses.
    • Contenido de la rotación por citomorfología y biología hematológica: el mismo (continuación) del apartado anterior.
    • Contenido de la rotación por banco de sangre: Hemodonación. Fraccionamiento y almacenamiento de hemoderivados. Política transfusional. Estudios inmunohematológicos. Técnicas de aférisis. Tratamiento ex vivo de MO. Criopreservación.
    • Contenidos de la rotación por hemostasia: Estudios de hemostasia primaria y función plaquetaria. Estudios específicos de E. de V. Willebrand y de Hemofilia. Estudios de trombofilia. Control de terapéutica anticoagulante. Control de tratamiento trombolítico. Manejo de los instrumentos.
    • Cuarto año:
  • Hematología clínica: 11 meses.
  • Contenidos de la rotación por hematología clínica: Tiene su ámbito centrado en cuatro espacios, la Sala de Hospitalización, el Hospital de Día, la Consulta Externa y las Interconsultas clínicas que el resto de los servicios del hospital solicite. En los centros donde no se realice trasplante alogénico, el residente puede rotar en un servicio que tenga ese programa activo. En ellos aprenderá, con responsabilidad progresiva el manejo clínico (diagnóstico y terapéutico) de los pacientes con enfermedades hematológicas y sus complicaciones, así como de las complicaciones hematológicas de pacientes de otros servicios.

 

El orden de las rotaciones sólo deberá respetarse en lo que se refiere a la rotación inicial de tres meses por hematología y a la rotación por medicina. El resto de las rotaciones se distribuirá entre los residentes de la forma más racional para cada servicio.

  • Actividades complementarias
  • Durante los tres años de formación hematológica específica (2º a 4º), el residente participará en sesiones clínicas y bibliográficas, discusión de protocolos, sesiones anatomoclínicas y asistencia a necropsias. Así mismo, colaborará en los programas de investigación del servicio.
  • Guardias de especialidad: Durante los años segundo al cuarto, es imprescindible que el residente de hematología y hemoterapia realice guardias en el servicio de hematología y hemoterapia en un número no superior a 5 ni inferior a 3 por mes, a menos que las necesidades del hospital obliguen, de manera excepcional, a modificar esta norma.

 

 

6. Perfil de los especialistas

 

NOTA: Todos estos datos han sido obtenidos de encuestas realizadas a especialistas o tomados de la literatura. Ninguno de ellos debe ser considerado como una verdad absoluta a la hora de elegir esta especialidad en el MIR.

 

6.1 Motivos para la elección de la especialidad

 

Esta especialidad  es escogida con mayor frecuencia por opositores que:

  • Que han tenido la influencia de un mentor que sirvió de ejemplo, es el factor fundamental que orienta a la elección de esta especialidad.
  • Quieran una especialidad con trabajo clínico y de laboratorio. “Ser el médico clínico y patólogo de tus pacientes”
  • Deseo de ayudar a pacientes con patologías graves.

 

6.2. Aspectos de mayor interés de la especialidad

 

Guiados por las encuestas realizadas a los profesionales de la hematología, esta especialidad permite:

  • Una gran variedad de trastornos en un campo limitado.
  • Es una especialidad que combina diagnóstico de laboratorio y clínico, con apoyo de la citología y genética, clásica y molecular.
  • Oportunidad de ayudar a personas que realmente lo necesitan por la complejidad o gravedad de sus problemas.
  • Posibilidades de escoger en el futuro entre varias opciones.
  • Poca dependencia de otras especialidades para el diagnóstico y tratamiento de los enfermos hematológicos.
  • Una rapidísima evolución en los métodos diagnósticos y en los tratamientos de las patologías centrales de la especialidad.
  • El trasplante de células hemopoyéticas.

 

6.3. Aspectos menos valorados de la especialidad

 

  • Guiados por las encuestas realizadas a los profesionales de la hematología, de esta especialidad rechazan:
  • Tener que tratar enfermos terminales.
  • El riesgo de disgregación de la especialidad en campos separados.
  • En general, los hematólogos no tienen quejas concernientes a su especialidad.

 

 

6.4. Habilidades importantes en Hematología

 

Guiados por las encuestas realizadas a los profesionales de la hematología, esta especialidad necesita:

  • La combinación de conocimientos en las áreas de biología celular, bioquímica y tecnología de laboratorio.
  • Habilidades relativas al diagnostico y tratamiento de pacientes, incluyendo aspectos psico-sociológicos.
  • Es necesario también desarrollar habilidades de comunicación.
  • Sentido común.
  • Capacidad de trabajo.
  • Mente integradora de la información clínica y del laboratorio, como característica fundamental.
  • Es especialmente relevante que el hematólogo no esté especialmente preocupado con su propia mortalidad y haya desarrollado un acercamiento maduro a ella que no añada dificultades a la práctica de la especialidad.

 

6.5. Retos para afrontar el futuro de la especialidad

 

El futuro en la práctica clínica de esta especialidad viene dirigida por:

  • La gran cantidad de investigaciones que se están llevando a cabo en todos los ámbitos y que todavía hay pendientes en el campo de esta especialidad.
  • Han de ser identificadas claramente las causas de algunas de las enfermedades malignas, así como los tratamientos que sean más efectivos para curarlas. Esto pasa por la investigación básica y el desarrollo de terapias a medida basadas en la genética molecular del problema del paciente, lo que ya es una realidad en algunas patologías.
  • En el caso de tratar a pacientes terminales, hay todavía una gran cantidad de cuestiones éticas que quedan por resolver.

 

6.6. Consejos para el opositor interesado en Hematología y Hemoterapia

 

  • Buscar un hospital donde cada una de las secciones de esta especialidad esté lo suficientemente desarrollada para no tener que enviar pacientes a hospitales de superior nivel.
  • Obtener una formación global.
  • Comentar con los residentes la docencia que están recibiendo.
  • Habría que considerar sobre todo “las maravillas ocultas” de la especialidad como el desarrollo y biología celular, patología, genética, bioquímica, y su relevancia sobre un gran número de problemas con pacientes de enfermedades primarias en la sangre o problemas secundarios en el sistema sanguíneo.
  • Se necesita tener “un auténtico deseo de ayudar a pacientes que sufren mucho, especialmente a aquellos con enfermedades terminales”.
  • A la hora de planificar la práctica privada, no limitar su entrenamiento a hematología clínica, sería necesario estar bien preparado en todos los aspectos de esta especialidad.

 

 

6.7. Características de la personalidad del hematólogo

 

Los siguientes ítems resumen las características recogidas en el análisis de los profesionales en hematología:

  • Ser empáticos y comprensivos.
  • Compasivos.
  • Paciencia.
  • Vocación de tratar pacientes gravemente enfermos junto con sus familiares.
  • Meticulosos.
  • No demasiado enérgicos a la hora de comunicarse o comportarse, es preferible por tanto, que sean pausados, calmados.

 

7. Numeros con los que se escogieron plaza en las convocatorias anteriores (incluyendo plazas privadas)

 

 

8. Numeros con los que se escogieron plaza en las convocatorias anteriores (excluyendo plazas privadas)

 

 

En el eje Y  se encuentra el número de orden con el que se obtiene una determinada plaza y en el eje X los números con los que se escogió en cada convocatoria MIR.

  • La línea gruesa central representa la mediana con la que se obtuvo plaza en el examen MIR de ese año.
  • La caja en sí abarca el rango intercuartílico, es decir, marca el 50% de la distribución, o sea, el percentil 25 y el percentil 75.
  • Los "bigotes" son las líneas que se extienden desde la caja hasta los valores más altos y más bajos, excluyendo los valores atípicos, que se marcan como círculos o como aspas.

 

 


 

 

9. Orden de preferencias en la elección de plazas en las convocatorias 2012-21

 



 

 



© Cursos Intensivos MIR Asturias, S.L.
Créditos: Estudio L.Aulló
Subir